Checa tu colesterol

Diego Ponieman, M.D., M.P.H.

por Diego Ponieman M.D., M.P.H.

Septiembre es ahora el Mes Nacional de Educación sobre el Colesterol. Millones de estadounidenses de todos los géneros, edades y razas se esfuerzan por mantener saludables sus niveles de colesterol; de allí la importancia de saber cómo prevenir y controlar el colesterol elevado.

Un estudio de 2017 reveló que 95 millones de estadounidenses adultos y ancianos tienen niveles de colesterol más elevados que la media recomendada, colocándose así en una situación de alto riesgo para desarrollar complicaciones médicas. Peor aún, un estudio del Centro Nacional de Estadísticas Sanitarias demostró que los niveles elevados de colesterol son más comunes entre los adultos latinos y no-hispanos de origen asiático.

Tu nivel de colesterol se compone de lipoproteínas de baja densidad (LDL) y lipoproteínas de alta densidad (HDL). Tener altos niveles de LDL puede ayudar a prevenir las enfermedades cardiacas, mientras que una cantidad elevada de HDL puede afectar negativamente tu salud. Si bien tu cuerpo necesita colesterol para construir las células, una cantidad excesiva del mismo puede dificultar el flujo sanguíneo y aumentar el riesgo de sufrir un derrame cerebral o desarrollar una enfermedad cardiaca

Aun cuando es posible que en algunos casos los altos niveles de colesterol se deban a factores hereditarios, la mayoría de la gente desarrolla esta enfermedad a causa de hábitos poco saludables. Muchos factores pueden contribuir a esta condición, como el hábito de fumar, la diabetes y la falta de ejercicio, pero uno de los factores más importantes es consumir una dieta poco saludable.

El consumo de alimentos altamente procesados puede aumentar significativamente tus niveles de colesterol. Los datos que debes observar en las etiquetas de los alimentos son: grasas trans, grasas saturadas, sodio y, desde luego, azúcar. La dieta DASH es un excelente plan nutricional que puede ayudarte a evitar el consumo excesivo de alimentos y bebidas que contribuyen a incrementar la cantidad de HDL en tu sangre.

Seguir la dieta DASH significa aumentar la cantidad de verduras, frutas y granos enteros que consumes y limitar, al mismo tiempo, la ingesta de alimentos altos en grasa, azúcar y sal. Varios estudios desarrollados por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre revelaron que consumir los alimentos aprobados en la dieta DASH puede ayudarte a bajar la presión arterial y los niveles de colesterol, factores clave para prevenir enfermedades cardiacas.

Comer saludablemente, sin embargo, no tiene por qué ser aburrido o desabrido. En el blog de SOMOS se incluyen varias recetas sencillas y sabrosas que bien puedes incorporar a tu dieta diaria para controlar tus niveles de colesterol. Desde avena hasta empanadas, hay docenas de atractivos platillos que puedes elegir a tu antojo.

Cada cuatro o seis años, debes pedirle a tu médico que cheque tu colesterol para asegurarte de que tienes un nivel saludable. Si ya se te informó que tienes colesterol elevado, debes examinarte más seguido. Y, como siempre, consulta a tu médico antes de empezar cualquier plan dietético, incluyendo el DASH.

 

Fuentes consultadas:

https://www.cdc.gov/cholesterol/facts.htm

https://www.cdc.gov/nchs/products/databriefs/db290.htm

https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/dash-eating-plan

https://www.healthline.com/health/high-cholesterol/levels-by-age#adults

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *