Mes de Concientización sobre la Diabetes

Diego Ponieman, M.D., M.P.H.

por Diego Ponieman M.D., M.P.H.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, más de 30 millones de personas padecen diabetes en Estados Unidos, y más de 84 millones tienen prediabetes en el país entero. Las personas que sufren esta enfermedad tienen el doble de probabilidades de sufrir un infarto o una embolia, por lo cual es vital conocer los síntomas y las causas de la diabetes, así como las medidas preventivas.

En este Mes de Concientización sobre la Diabetes te presentamos cuatro consejos que debes tener en mente para ayudarte a prevenir y tratar esta enfermedad.

  1. Los dos tipos de diabetes

La diabetes es una enfermedad derivada de la capacidad de tu cuerpo para procesar los alimentos y convertirlos en glucosa, o azúcar, para generar energía. Para que este proceso funcione correctamente, el cuerpo necesita una hormona llamada insulina. La gente que padece diabetes tipo 1 no produce insulina en lo absoluto, mientras que quienes tienen diabetes tipo 2 no producen insulina como debieran hacerlo. En ambos tipos, la acumulación del azúcar en la sangre es lo que provoca los síntomas.

La diabetes tipo 1 representa alrededor del 5 al 10 por ciento de todos los casos, mientras que la diabetes tipo 2 concentra del 90 al 95 por ciento de los casos. Según la Asociación Estadounidense para la Diabetes, los tipos 1 y 2 tienen diferentes causas. Sin embargo, la genética y los factores ambientales son importantes en ambos: se hereda una predisposición a la enfermedad y, después, algo en el ambiente la desencadena.

  1. Entendiendo los síntomas

Los síntomas de la diabetes varían dependiendo de los niveles de azúcar en la sangre; incluso, si tú no padeces la enfermedad, podrías llegar a sentir algunos síntomas. Los más regulares incluyen orinar frecuentemente, sed excesiva, pérdida de peso inexplicable, apetito exagerado, cansancio e infecciones frecuentes.

Si has experimentado alguno o varios de estos síntomas de manera regular, consulta a tu médico para que te examine.

  1. Factores de riesgo para el tipo 2

Existen diversos factores implicados en el desarrollo de la diabetes tipo 2, pero los más comunes son el peso, la dieta y el ejercicio. Sin embargo, la edad, los antecedentes familiares de diabetes, la intolerancia a la glucosa, el hábito de fumar y la experiencia con la diabetes gestacional (altos niveles de azúcar en la sangre durante el embarazo) son factores de riesgo adicionales para el desarrollo de la enfermedad.

Además, se ha confirmado suficientemente que la raza desempeña un papel importante en el desarrollo de la diabetes. Los latinos, afroamericanos, nativos norteamericanos, incluyendo los de Alaska, están en mayor riesgo de desarrollar prediabetes o diabetes tipo 2.

  1. Prevención de la diabetes tipo 2

Afortunadamente, hay varios pasos que puedes dar para ayudarte a prevenir o tratar la diabetes. Empieza por asegurarte de consumir alimentos saludables que sean ricos en fibra, como los granos enteros. Con este paso no solo mantendrás tu peso bajo control, sino que mejorarás tus niveles de azúcar en la sangre. Échale un ojo a la dieta DASH o revisa nuestra nueva app MiSOMOS para obtener más sugerencias y recetas saludables. Pero no dejes de trabajar con tu médico para elaborar entre ambos un plan saludable de pérdida de peso.

Otra medida preventiva fundamental es hacer ejercicio regularmente. No es necesario hacer rutinas físicas extenuantes: basta que el ejercicio moderado sea parte de tu rutina diaria para obtener resultados positivos. Intenta que sea algo habitual llevar contigo a toda la familia al parque para jugar juntos, o sal a caminar 30 minutos cada tercer día.

Por último, si fumas, ¡deja de hacerlo hoy mismo! Los fumadores tienen de 30 a 40 por ciento más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que los no-fumadores. De allí que sea más importante que nunca tirar la cajetilla al cesto de la basura.

Siempre consulta con tu médico cuáles son las mejores opciones de tratamiento para ti; y asegúrate de hacerte regularmente exámenes de sangre para diabetes tipo 2 o prediabetes, de modo que puedas empezar el tratamiento lo antes posible.

 

Fuentes consultadas:

https://www.cdc.gov/diabetes/basics/quick-facts.html

https://www.cdc.gov/media/presskits/aahd/diabetes.pdf

https://www.healthline.com/health/difference-between-type-1-and-type-2-diabetes

https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/diabetes/symptoms-causes/syc-20371444

https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/type-2-diabetes/in-depth/diabetes-prevention/art-20047639

https://www.cdc.gov/tobacco/campaign/tips/diseases/diabetes.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *