¡Ponle sabor a tu vida!

[avatar user=”doller” size=”thumbnail” align=”left” link=”https://www.somoscommunitycare.org/who-we-are/denisse-oller”]por Denisse Oller[/avatar] ¿Te gustaría encontrar formas de mejorar tu estilo de vida y tu salud? ¿Por qué no ponerle sabor a tu vida, literalmente, al sazonar bien tu dieta diaria para, así, contar con una salud plena y un mejor bienestar? Y ya que es otoño, ¿qué mejor época del año para usar las especias emparentadas con los dulces de calabaza, como el jengibre y la canela, y añadírselas a tu siguiente capuchino, yogur o postre otoñal?

Pero, ¿qué son exactamente las especias? Son condimentos aromáticos o picantes de origen vegetal con sabores fuertes por lo general y que, cuando se consumen regularmente, aportan una cantidad importante de minerales y otros micronutrientes. Casi todas las plantas y especias desarrollan una actividad antioxidante considerable, la cual influye positivamente en nuestra nutrición de diversas maneras.

Las especias han sido una parte integral de las cocinas de todas las culturas. Su historia es tan larga como rica, sobre todo por su cualidad de sazonar y preservar los alimentos. Son especialmente benéficas porque, como se sabe, tienen diversos efectos positivos en la salud.

Según un estudio reciente, los grupos sociales que consumen más especias muestran una menor incidencia de cáncer. Además, los agentes bio-activos de las especias han mostrado ser efectivos para combatir la obesidad y algunas enfermedades cardiovasculares,  gastrointestinales y de la piel o dermatológicas, así como diferentes tipos de cáncer.

Por ejemplo, el pimiento de cayena contiene un ingrediente bio-activo llamado capsaicina, el cual tiene la propiedad de acelerar el metabolismo. La canela cuenta con uno de los más altos valores antioxidantes, mediante el cual es posible desinflamar músculos, reducir el nivel de azúcar en la sangre y aumentar la sensibilidad de la insulina, lo cual ayuda a quemar la grasa corporal. El orégano cuenta con propiedades antivirales, antioxidantes y antibióticas que son eficaces para tratar la tos, la fiebre y la congestión nasal. La cúrcuma, por su parte, tiene propiedades anti-inflamatorias y anti-bacterianas que ayudan a digerir más rápido las grasas.

En síntesis, hay muchas especias y cada una de ellas tiene diversos efectos positivos en nuestra salud. Además, dado que contienen mucho sabor, son un sustituto ideal de la sal al momento de cocinar. Asegúrate de chequear en nuestro sitio web el Plan Nutricional DASH para obtener más información y, al mismo tiempo, para ponerle más sabor a tu próxima comida ¡con una pizca de estas y otras deliciosas especias!