Ejercítese a cualquier edad

Denisse Oller

by Denisse Oller

Hacer ejercicio con regularidad es clave para mantenerse sano a cualquier edad, pero se convierte en un factor más importante cuando los adultos entramos en cierta edad en que empezamos a dejar de lado ciertas cosas. Los beneficios de ejercitarnos diariamente son enormes, y entre ellos se cuentan control de la presión arterial, prevenir problemas de salud como diabetes y osteoporosis, así como mejorar las funciones del cerebro. Hacer ejercicio también está relacionado con un decrecimiento en el índice de mortalidad y de enfermedades relacionadas con el envejecimiento. Sin embargo, pese a todos estos beneficios, y muchos más, apenas un 40 por ciento de adultos mayores de 75 años se ejercitan con regularidad.

Y es que no importa la edad, hacer ejercicio es sinónimo de ayudar a mantener una vida sana. Aquí les dejo algunos consejos útiles que le ayudarán a ejercitarse como parte de su rutina diaria.

Haga una rutina simple – Los médicos recomiendan 30 minutos diarios de ejercicios de cardio para adultos de edad más avanzada. Si le resultara demasiado, los puede hacer en intervalos durante el día. Camine mientras hace los mandados, suba por las escaleras, un piso o dos en vez de tomar el ascensor, o bájese del autobús o metro una parada antes y camine hacia su destino.

Ejercite sus músculos – Los ejercicios cardiovasculares son buenos para obtener resistencia física, pero otros tipos de ejercicios también nos ayudan a mantenernos saludables. Entrenamientos de fuerza nos ayudan a desarrollar masa muscular, prevenir la pérdida de densidad ósea y mejorar el equilibrio. Estos ejercicios se pueden hacer fácilmente en casa, piense en sentadillas, subir las piernas y alguna que otra estirada.

Haga estiramientos – Hacer ejercicios de estiramiento antes, y después de terminar nuestra rutina es vital para que los músculos se calienten y enfríen según el caso, ayudan además a mejorar nuestra flexibilidad y nos previenen de lesiones a la hora de hacer otros ejercicios.

Ejercite con profesionales – Tener un grupo de apoyo a la hora de hacer ejercicio nos facilita más las cosas. Inscríbase en alguna clase de ejercicio con amigos a los que no ve muy a menudo. Este tipo de clases, supervisadas por profesionales de educación física son muy buenas para quienes padecen de impedimentos o limitaciones físicas. Averigüe acerca de estas clases en su YMCA o centro para personas de la tercera edad de su vecindario.

Sea consciente de sus límites – Si está haciendo ejercicio por primera vez luego de mucho tiempo, no trate de sobrepasarse. Tenga en cuenta los medicamentos que toma y cualquier condición médica que tenga cuando tome la decisión de qué tipos de ejercicios va a hacer. Y no se olvide de hablar con el médico antes de empezar a hacer una rutina de ejercicio, especialmente si se trata de ejercicios fuertes.

Hacer ejercicio no tiene un límite de edad. Personas de todas las edades debemos ejercitarnos para mantener o mejorar nuestra salud. Toda la familia se puede beneficiar de caminatas de 30 minutos o de jugar juegos al aire libre, de manera que todos hagan algo por su salud. Use estos consejos y verá cómo empezará a ejercitarse sin siquiera darse cuenta.

     https://www.health.harvard.edu/pain/10-tips-to-prevent-injuries-when-you-exercise

     https://www.agingcare.com/articles/exercise-benefits-for-the-elderly-95383.html

     https://www.aafp.org/afp/2002/0201/p419.html

     https://www.hhs.gov/fitness/resource-center/facts-and-statistics/index.html

     http://www.ymcanyc.org/association/classes/active-older-adults