Día Mundial del SIDA

Denisse Oller

por Denisse Oller

Desde que la epidemia del SIDA/VIH empezó en 1981, más de 35 millones de personas han muerto a causa de esta enfermedad en el mundo entero. Ahora, la mayoría de los países reconocen al 1 de diciembre como el Día Mundial del SIDA, pues consideran esta fecha como una excelente oportunidad para crear conciencia sobre esta enfermedad, así como para apoyar a las millones de personas que son VIH positivo y para recordar a quienes, lamentablemente, han perdido ya la vida a causa de esta enfermedad.

Aproximadamente, 1.1 millones de personas en Estados Unidos viven actualmente con el VIH, pero las poblaciones afroamericanas y latinas tienen una tasa desproporcionadamente mayor de infección. Este Día Mundial del SIDA, queremos motivarte para que te decidas a ayudarnos a derrotar el estigma del VIH. Para ello, aquí te proporcionamos algunas herramientas que pueden serte útiles para prevenirte, y también a tus seres queridos, en el objetivo de evitar que contraigan esta enfermedad.

Primero, es importante conocer la diferencia entre VIH y SIDA, y lo que significa la enfermedad para la gente que la padece. VIH es la sigla de “virus de inmunodeficiencia humana”, es decir, es el virus que causa la infección del VIH. El VIH destruye el sistema inmunológico de las células CD4, lo cual dificulta que el cuerpo sea capaz de combatir las infecciones y ciertos tipos de cáncer.

Las personas que contraen el VIH y que no reciben tratamiento, desarrollan el SIDA, o síndrome de inmunodeficiencia adquirida, que es la etapa más avanzada de la infección del VIH. Podrían pasar alrededor de 10 años antes de que alguien con VIH sin atención desarrolle el SIDA. Las personas con SIDA tienen un sistema inmunológico extremadamente débil, lo cual puede ocasionar que incluso las enfermedades comunes se conviertan en fatales.

Prevalece la idea errónea de que sólo los hombres homosexuales pueden contraer el VIH. La verdad es que el VIH puede afectar a cualquier persona, sin importar su género u orientación sexual. Si bien muchos casos se transmiten mediante relaciones sexuales sin protección, también este virus puede transmitirse a través de otros fluidos corporales, como la sangre y la leche materna. Además, las personas que suelen inyectarse drogas, también tienen un alto riesgo de contraer la enfermedad, sobre todo por compartir o reusar agujas.

Por fortuna, en las últimas décadas, las tasas de infección del VIH han disminuido en Estados Unidos y en el mundo entero, gracias principalmente a los programas de información que se han fomentado sobre la enfermedad y, también, al surgimiento de opciones médicas preventivas más eficaces. No olvides usar siempre condones cada vez que tengas relaciones sexuales, y asegúrate de examinarte regularmente para confirmar que no eres VIH positivo.

Aun cuando algunas personas que han sido infectadas empiezan a mostrar síntomas parecidos a la gripe entre las primeras 2 y 4 semanas después de la infección, debe tenerse en cuenta que podrían pasar varios años antes de que los síntomas más graves empiecen a mostrarse. De allí la importancia de que consultes a tu médico para examinarte regularmente, pues en caso de que hayas contraído la enfermedad, así podrás empezar el tratamiento lo antes posible.

Otra medida preventiva disponible es la profilaxis PrEP, un medicamento preventivo del VIH que reduce drásticamente el riesgo de infectarse para quien tiene contacto con alguien que es VIH positivo. Consulta a tu médico para saber si la PrEP es una opción para ti.

Si eres VIH positivo, debes recordar en todo momento que no pesa sobre ti una sentencia de muerte. Durante las décadas que han pasado desde que se descubrió esta enfermedad, los tratamientos médicos han avanzado sustancialmente, y ahora es posible que las personas con VIH tengan vidas más largas y saludables. La terapia antiretroviral (TAR) ayuda a reducir la cantidad del VIH en el cuerpo, pero también es muy útil para proteger el sistema inmunológico y a prevenir que las personas infectadas no desarrollen el SIDA. Si eres VIH positivo, necesitas consultar a tu médico para analizar las diferentes opciones de tratamiento, y comenzar alguna de esas alternativas lo antes posible.

 

Fuentes consultadas:

https://www.hiv.gov/hiv-basics/overview/data-and-trends/statistics

https://www.cdc.gov/hiv/basics/hiv-stigma/index.html

https://www.who.int/features/factfiles/hiv/facts/en/index1.html

https://www.everydayhealth.com/hiv-aids/10-hiv-aids-facts-everyone-should-know.aspx

https://www.plannedparenthood.org/learn/stds-hiv-safer-sex/hiv-aids

https://www.hiv.gov/hiv-basics/staying-in-hiv-care/hiv-treatment/hiv-treatment-overview

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *