MES DE LA DIABETES EN ESTADOS UNIDOS

 

MES DE LA DIABETES EN ESTADOS UNIDOS

 

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), los adultos de cualquier edad con ciertas condiciones médicas subyacentes como diabetes, obesidad, enfermedad renal crónica, afecciones cardíacas, entre otras, tienen un mayor riesgo de contraer una enfermedad grave por el virus que causa la COVID-19.

 

La diabetes es una enfermedad crónica que afecta la forma en que su cuerpo convierte los alimentos en energía. Para que este proceso funcione correctamente, el cuerpo necesita una hormona llamada insulina. Si sufre de diabetes, su cuerpo no produce suficiente insulina o no puede utilizar la insulina que produce tan bien como debería. Y sin suficiente insulina, el azúcar en la sangre permanece en el torrente sanguíneo, lo que, a un cierto nivel, puede causar problemas de salud graves, como enfermedades cardíacas, pérdida de la visión y enfermedades renales.

 

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, más de 34 millones de personas en los Estados Unidos padecen de diabetes y más de 88 millones de adultos en todo el país tienen prediabetes. Estas cifras representan un aumento de 4 millones de personas en un año desde 2019. Solo en Nueva York, el Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York estima que alrededor de 987,000 residentes de la ciudad tienen diabetes y el 19% de ellos no saben que la tienen. Asimismo, el 40% de los niños en edad escolar primaria tienen sobrepeso, lo que los pone en riesgo de diabetes. Además, los costos médicos para las personas con diabetes son dos veces más altos comparado con los de las personas que no tienen diabetes.

 

Independientemente del tipo, la diabetes aún no es una enfermedad curable, sin embargo, es una enfermedad muy tratable y fácil de prevenir. Si desea evitar el padecimiento de ceguera, enfermedades cardíacas, enfermedades renales y no quiere que se le aumenten los costos médicos, tenga en cuenta la siguiente información para ayudar a prevenir y controlar la enfermedad.

 

  1. 1. Los tres tipos de diabetes
  • Tipo 1: Su cuerpo no produce insulina en absoluto. Si tiene diabetes tipo 1, deberá inyectarse insulina todos los días.

 

  • Tipo 2: Su cuerpo no usa bien la insulina y no puede mantener el azúcar en la sangre en niveles normales. Es posible que no note ningún síntoma, por lo que es importante hacerse una prueba de azúcar en la sangre si está en riesgo. La diabetes tipo 2 se puede prevenir o retrasar con cambios saludables en el estilo de vida, como perder peso, comer de manera sana y hacer actividad física con regularidad. Evalúe su riesgo de diabetes tipo 2 mediante la, Prueba de Riesgo, que es gratuita y anónima en la Asociación Estadounidense de Diabetes, u opte por el Registro A1C, del Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York, que se comunica con las personas para realizar un seguimiento de los resultados de las pruebas que muestran niveles altos de glucosa en sangre. Dado que casi uno de cada tres de las personas con diabetes no está diagnosticado, es importante saber si está en riesgo.

 

  • Diabetes gestacional: Diabetes gestacional: se desarrolla en mujeres embarazadas que nunca han tenido diabetes. Por lo general, desaparece después de que nace su bebé, pero aumenta su riesgo de diabetes tipo 2 más adelante en la vida. Además, aumenta las probabilidades que su bebé sufra de obesidad cuando sea niño o adolescente y que desarrolle diabetes tipo 2 más adelante.

 

  1. Entendiendo de los síntomas

Los síntomas de la diabetes varían según el nivel de azúcar en la sangre, e incluso si tiene la enfermedad, es posible que no note los síntomas. Los síntomas típicos incluyen micción frecuente, sed excesiva, pérdida de peso inexplicable, hambre extrema, cansancio e infecciones frecuentes.

Si experimenta alguno de estos síntomas de forma regular, visite a su médico para que le haga una prueba.

 

  1. Prevención de la diabetes tipo 2

Hay varios factores que tienen que ver con el desarrollo de la diabetes tipo 2, siendo los más conocidos el peso, la dieta y el ejercicio. Sin embargo, la edad, los antecedentes familiares de diabetes, la intolerancia a la glucosa, los hábitos de fumar y la experiencia con la diabetes gestacional (niveles altos de azúcar en sangre durante el embarazo) son factores de riesgo adicionales para desarrollar la enfermedad.

 

Afortunadamente, existen varios pasos que puede tomar para ayudar a prevenir o controlar la diabetes.

 

  • Comience asegurándose de comer alimentos saludables con mucha fibra y granos integrales; esto no solo lo ayudará a mantener su peso bajo control, sino que también lo ayudará a mejorar y mantener sus niveles de azúcar en la sangre.

 

  • Consulte la Dieta DASH o visite nuestra aplicación MiSOMOS app para obtener consejos y recetas saludables, y trabaje con su médico para desarrollar un plan de pérdida de peso saludable.

 

  • Otra medida preventiva clave es el ejercicio regular. Pero no hay necesidad de realizar ejercicios extenuantes; es suficiente con incluir el ejercicio moderado en su rutina. Trate de crear la costumbre de llevar a toda la familia al parque a jugar o dar paseos de 30 minutos cada dos días.

 

  • ¡Si fuma, deje de hacerlo! Los fumadores tienen entre un 30 y un 40 por ciento más de probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que los no fumadores, por lo que es muy importante dejar de fumar.

 

Según la Asociación Estadounidense de Diabetes, la diabetes tipo 1 y tipo 2 tienen diferentes causas.  Sin embargo, la genética y los factores ambientales son importantes en ambos: hereda una predisposición a la enfermedad, luego algo en su entorno la desencadena.

 

Está bien documentado que la raza, la etnia, la edad y la condición social juegan un papel importante en el desarrollo de la diabetes. Los latinos, afroamericanos, nativo americanos y nativos de Alaska tienen un mayor riesgo de desarrollar prediabetes o tipo 2. Los vecindarios pobres tienen las tasas más altas de diabetes. Y según la Asociación Estadounidense de Diabetes, las personas mayores también tienen más probabilidades de tener diabetes

 

Siempre consulte con su proveedor de atención médica sobre las mejores opciones de tratamiento para usted y asegúrese de realizarse análisis de sangre periódicos para detectar la diabetes tipo 2 o prediabetes para que pueda comenzar el tratamiento lo antes posible.

 

 

Fuentes:

https://www.cdc.gov/diabetes/basics/quick-facts.html

https://www.cdc.gov/media/presskits/aahd/diabetes.pdf

https://www.healthline.com/health/difference-between-type-1-and-type-2-diabetes

https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/diabetes/symptoms-causes/syc-20371444

https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/type-2-diabetes/in-depth/diabetes-prevention/art-20047639

https://www.cdc.gov/tobacco/campaign/tips/diseases/diabetes.html