Cómo prepararnos para la temporada de gripe

Diego Ponieman, M.D., M.P.H.

por Diego Ponieman MD, MPH

A medida que nos adentramos en los meses del otoño y el invierno, es importante que seamos conscientes de nuestra salud y tomemos ciertas precauciones que nos impidan enfermarnos. Y justo ahora, cuando la temporada de gripe está a la vuelta de la esquina, en SOMOS queremos compartir contigo las prácticas y medidas más eficaces para protegerte contra la gripe en tu centro de trabajo y en la escuela.

De acuerdo con el CDC (Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades), la gripe es una enfermedad respiratoria altamente contagiosa que es causada por el virus de la influenza, e infecta la nariz, la garganta y, en ocasiones, los pulmones. Esta infección puede ser leve o grave, e incluso, puede causar la muerte. La mayoría de los expertos creen que el virus de la gripe se contagia principalmente por medio de diminutas gotitas que las personas infectadas esparcen al toser, estornudar o hablar.

Los síntomas de la gripe pueden variar, pero suelen incluir:

  • Fiebre
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Congestionamiento o escurrimiento nasal
  • Dolores musculares
  • Dolor de cabeza
  • Escalofríos
  • Fatiga
  • A veces, diarrea y vómito

Dado que pasamos gran parte de nuestro tiempo en el trabajo o en la escuela, lo mejor es adoptar hábitos saludables que nos ayuden a detener los gérmenes y a prevenir la infección de la gripe. He aquí algunos consejos sanitarios del CDC para evitar el contagio de la gripe:

  • Evita los contactos cercanos. Limita el contacto con las personas que ya están enfermas, y si eres tú quien lo está, mantente alejada de los demás para evitar que se enfermen también.
  • Quédate en casa cuando estés enferma. De ser posible, repórtate enferma y no acudas al trabajo, la escuela u otros compromisos para evitar propagar la enfermedad, pero también para asegurarte de que descanses lo suficiente.
  • Cubre tu nariz y boca. Cuando estornudes o tosas, cubre tu boca y nariz con el antebrazo o usa un pañuelo desechable para evitar que se enfermen quienes están cerca de ti.
  • Mantén tus manos limpias. Lavar a menudo tus manos te ayudará a protegerte de los gérmenes, sobre todo si al toser te cubres con las manos.
  • Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca. Los gérmenes suelen esparcirse cuando una persona toca algo que está contaminado con dichos gérmenes y, luego, se toca los ojos, la nariz o la boca. Tanto en el trabajo como en el hogar, usa tu propia toalla y no la compartas con nadie más.
  • Practica otros hábitos saludables. En el hogar, el trabajo y en la escuela, limpia y desinfecta las superficies que suelen tocarse con las manos, especialmente si alguien está enfermo ahí. También, duerme al menos ocho horas diarias, haz ejercicio, bebe mucha agua y come alimentos nutritivos.

La mejor manera que por sí sola evita contraer la gripe estacional es vacunándose cada año. Además, con buenos hábitos de salud, una nutrición apropiada y ejercicio, puedes ayudar a prevenir que se propague la gripe esta temporada. Asegúrate de obtener más información en el sitio del Departamento de Salud de NYC y consulta a tu médico si tienes más preguntas o dudas sobre la gripe.