¿Cómo sabemos que ingerimos los alimentos correctos?

Share this post!

Denisse Oller

por Denisse Oller

Marzo es el Mes Nacional de la Nutrición, y con ello llega la oportunidad perfecta para evaluar nuestros hábitos de alimentación y asegurarnos de que estamos consumiendo los nutrientes correctos. Pero antes, debemos saber qué significan realmente “nutrición” y “nutrientes”. ¿Cómo sabemos que estamos consumiendo la cantidad adecuada de nutrientes? ¿Qué nutrientes debemos controlar? Aunque “nutrición” es una palabra muy usada, los detalles que la definen son muchas veces ignorados.

Aquí les ofrezco algunas definiciones y explicaciones que nos ayudarán a formarnos una visión más integral de lo que es el tema de la nutrición.

Nutrición significa “el proceso de proveer u obtener el alimento necesario para la salud y el crecimiento”. En otras palabras, significa comer una dieta plena de nutrientes necesarios para prevenir enfermedades, mantener un peso saludable, fortalecer la densidad de los huesos y otras funciones vitales de nuestro cuerpo. Un nutriente es “una sustancia que provee alimentación para el crecimiento y el mantenimiento de la vida”. Los nutrientes se encuentran en los alimentos y nos proporcionan la nutrición.

Una vez aclarados los términos clave de este tema, debemos preguntarnos: ¿cuáles son los nutrientes importantes para nuestro cuerpo y por qué? Además, ¿dónde podemos encontrarlos? Los nutrientes se dividen en dos categorías: micronutrientes y macronutrientes. Los macronutrientes son los grupos alimenticios básicos que conocemos y que usamos todos los días, como proteínas, agua, grasa y carbohidrato. Sin embargo, los micronutrientes no son tan fáciles de detectar. Los micronutrientes son vitaminas y minerales que se encuentran en los alimentos. Los micronutrientes importantes incluyen vitamina D, vitamina C, hierro y vitaminas B.

La vitamina D ayuda a fortalecer los huesos y se puede obtener de manera natural exponiéndonos a la luz del sol, también mediante el consumo de huevos y productos lácteos. La vitamina C ayuda a fortalecer el sistema inmunológico que a su vez se encarga de combatir las enfermedades. La vitamina C se encuentra en cítricos, como la naranja, y en los vegetales verdes y pimientos. El hierro es un nutriente que ayuda a que llegue el oxígeno a nuestro cuerpo. Comer pescado, carne roja o pollo nos proporciona niveles adecuados de hierro para nuestra salud. Las personas vegetarianas encuentran el hierro en granos, espinaca, avena y en las lentejas, pero estos niveles de hierro no los absorbe tan fácilmente nuestro cuerpo como sí ocurre cuando comemos carnes. El otro grupo de vitaminas esenciales son las vitaminas B. Estas vitaminas ayudan al cuerpo a descomponer y utilizar los alimentos como fuente de energía. Las vitaminas B se encuentran en la carne de pollo o pavo, carnes sin grasas, granos, leche y huevos.

Aproveche este Mes Nacional de la Nutrición para examinar su régimen alimenticio y asegurarse de que está siguiendo un estilo de vida nutritivo. ¿Está consumiendo proteínas sin grasa? ¿Recibe su cuerpo la suficiente luz solar? ¿Consume cantidades considerables de frutas y vegetales? Si responde que sí a estas preguntas, entonces su nutrición es la correcta.

Si no está segura, anote lo que haya comido la semana pasada. Fíjese si es posible añadir alimentos ricos en nutrientes. Y por supuesto, consulte con su médico de SOMOS quien le hará exámenes para conocer sus niveles de anemia, hierro o deficiencia de vitaminas, y así saber qué nutrientes y vitaminas deberá añadir a su alimentación. Su cuerpo le agradecerá estos ajustes más adelante.

Origen: http://healthyeating.sfgate.com/8-key-nutrients-5924.html

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *