Prepárate para la temporada de gripe

Diego Ponieman, M.D., M.P.H.

por Diego Ponieman M.D., M.P.H.

A medida que el clima se hace más frío y comienza el otoño, es conveniente empezar a cuidarnos de la gripe. En Estados Unidos, la temporada de gripe alcanza generalmente su punto máximo entre diciembre y febrero, pero si tomas algunas medidas preventivas durante los meses previos, puedes aumentar las probabilidades de que tú y tu familia se mantengan a salvo de esa enfermedad.

La gripe es una enfermedad causada por un virus que infecta la nariz, la garganta y, a veces, los pulmones. Es muy contagiosa y puede esparcirse en el aire o por contacto físico, lo cual hace muy difícil su prevención en las escuelas y los centros de trabajo. En promedio, del 5 al 20 por ciento de la población estadounidense contrae la gripe cada año. Si bien la mayoría de las personas que se enferman de gripe no terminan requiriendo atención médica ni medicinas específicas, los niños menores de cinco años de edad y los adultos mayores de 65 años, así como las personas con un sistema inmunológico débil, tienen mayor riesgo de desarrollar complicaciones derivadas de la gripe que, incluso, pueden ser mortales.

Lo más importante que puedes hacer cada año para garantizar que tú y tu familia no contraigan la gripe es vacunarse. Esta vacuna ayuda al cuerpo a desarrollar anticuerpos que pueden proporcionar protección contra los virus que “las investigaciones indican que serán más comunes durante la temporada en puerta”, según información de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Todas las personas mayores de 6 meses de edad deben vacunarse cada año, aunque hay algunas raras excepciones. Siempre consulta a tu médico antes de tomar la decisión de evitar vacunarte o a un miembro de tu familia.

Para que la vacuna sea más efectiva, debes aplicártela a principios del otoño (de preferencia antes de que termine octubre), ya que los anticuerpos tardan alrededor de dos semanas en desarrollarse por completo y proporcionar su mayor protección. La eficacia de la vacuna puede variar de un año a otro, pero aun así sigue siendo la mejor manera de protegerte contra la infección y también a las personas que te rodean. Incluso si llegaras a contraer la gripe, la vacunación previa puede reducir la duración y gravedad de tu enfermedad

Una vez que te hayas vacunado, asegúrate de adoptar hábitos saludables que limiten la dispersión de gérmenes en tu casa y centro laboral. Hábitos tan sencillos como cubrir tu boca o nariz al toser o estornudar son vitales para ayudar a mantener higiénico el espacio, así como lavarte las manos y limpiar las superficies regularmente. También debes tener cuidado al tocar tus ojos, nariz o boca, sobre todo después de haber tocado algo más o haber estado en contacto con otra persona. Hacer esto te permite limitar la dispersión de los gérmenes que pueden causar la infección.

Por último, es importante reconocer las señales y los síntomas de la gripe de modo que puedas limitar el contagio y mantenerte saludable. Los síntomas de la gripe varían de una persona a otra, pero por lo general incluyen fiebre, tos, dolor de garganta, nariz constipada, dolores musculares, corporales, de cabeza y fatiga. Si experimentas algunos de estos síntomas, es importante que te tomes un tiempo para descansar en casa. Si vas a tu centro de trabajo, pondrás en mayor riesgo de contagio a las personas que te rodean.

Si has experimentado algunos o todos estos síntomas por más de dos semanas, podrías estar en riesgo de desarrollar complicaciones, como neumonía, inflamación del corazón e, incluso, alguna falla orgánica. Por favor, revisa las señales de emergencia de la gripe de los CDC y consulta de inmediato a un proveedor de servicios médicos profesionales si tú o algún miembro de tu familia está experimentando algunos síntomas más graves.

Fuentes consultadas:

 

https://www.cdc.gov/flu/about/season/flu-season.htm

https://www.health.com/cold-flu-sinus/prepare-for-flu-season

https://www.healthline.com/health/influenza/facts-and-statistics#1

https://www.cdc.gov/flu/prevent/keyfacts.htm

https://www.cdc.gov/flu/symptoms/symptoms.htm

https://www.cdc.gov/flu/prevent/actions-prevent-flu.htm