Dale la bienvenida a la primavera

La primavera es una época de renacimiento y renovación. Aunque muchas personas se alegran de que los meses de invierno empiecen a despedirse, es importante recordar algunos de los retos de salud asociados con el cambio de estación y la mejor forma de abordarlos.

Primero, llega el cambio de horario para aprovechar la luz del sol; luego, las alergias estacionales y, por último, la necesidad de romper la inercia de la temporada invernal. 

El cambio al horario de verano

El horario de verano empieza el domingo 8 de marzo y puede afectar incluso a las agendas más disciplinadas. En SOMOS, queremos ayudarte con estos sencillos consejos para que te sea más fácil adaptarte a este cambio de horario.

  • Empieza más temprano. Al empezar tus rutinas nocturnas 15 minutos antes en los días previos al cambio de horario, tu cuerpo se adaptará más fácilmente a él, en lugar de intentar cambiar toda tu agenda a la vez.
  • Aprovecha las tardes más largas. Todo el objetivo del horario de verano es tener más luz solar, así pues, ¡sal y disfruta las tardes! Sal a caminar, ve al parque o reúnete con tus amigos para cenar.
  • No olvides el ejercicio. Contar con más luz solar es genial, pero si te quedas en casa viendo televisión, entonces no te hará mucho bien.

Alergias estacionales

Las alergias de primavera tienen los mismos síntomas que un resfriado común, por lo que puede ser difícil notar la diferencia. Tanto los resfriados como las alergias causan estornudos y escurrimiento o congestionamiento nasal. Pero hay algunas diferencias mayores que pueden ayudarte a saber lo que estás experimentando. La fiebre y los dolores de cabeza o musculares son síntomas de resfriado por lo general, mientras que la picazón de ojos es exclusiva de las alergias. Los resfriados tienden a durar diez días o menos, pero las alergias pueden persistir varias semanas. Si has sufrido de alergias en alguna primavera, no dudes en adquirir algún medicamento en la farmacia, como Claritin. Si no puedes distinguir la diferencia, no dudes en llamar a tu médico de SOMOS, donde siempre estamos felices de ayudarte a conocer el origen de tus síntomas. 

Rompe la inercia

Durante el invierno es fácil “hibernar”, pero ahora, ese tiempo se ha acabado. A mucha gente le gusta quedarse en casa durante el invierno, sobre todo en la ciudad. Suele estar entonces frío, húmedo, oscuro y, por lo general, es desagradable salir de casa, pero esas excusas se derriten ahora día tras día. Deja que el clima más cálido te motive para salir y reunirte con amigos que quizás no hayas visto desde hace tiempo, o considera planear un picnic con tu familia una tarde. Cualquiera que sea la actividad que elijas, es importante que sea al aire libre y que te ponga en movimiento.

De parte de todos en SOMOS, te deseamos una feliz primavera, y no dudes en llamar a tu médico si crees que necesitas una cita.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *